domingo, 28 de septiembre de 2008

CONOZCAMOS DEL CACIQUE CALARCA


Busto que lo encontramos en el parque que lleva su nombre, ubicado en la salida de la ciudad hacia el departamento del Valle.


La Leyenda Del Cacique Calarcá


Este personaje de gran astucia y dominio era El Cacique Calarcá, jefe de la tribu de los “Pijaos”. Aguerrida tribu indígena que ocupaba la Cordillera Central de los Andes entre los nevados del Huila, del Quindío y del Tolima el alto Magdalena y el oriente del valle del Cauca, en la actual Colombia. No residían en poblados, sus bohíos eran apartados unos de otros.

Peñas blancas se ha convertido en un referente de identidad para los Quindianos, pues evoca el recuerdo legendario de un cacique indígena que le dio el nombre a la segunda ciudad más importante del Quindío y en torno a quien se han tejido varias historias sobre las supuestas riquezas por él guardadas en el interior de los socavones. Los relatos, cargados de fantasía y motivados por la ambición de muchos guaqueros, convirtieron a “Peñas Blancas” en un polo de atracción de aventureros.

La historia habla de Combeima, cacique de los Coyaimas y Natagaimas y bautizado posteriormente como Baltasar. Aliado de los españoles, llegó a casarse y tener descendencia con la hija de uno de ellos, lo que motivó a Calarcá a cobrar la ofensa por mezclar la sangre indígena con la de los invasores. De hecho su hijo fue raptado, devorado y sus huesos fueron devueltos a su padre tres días después.

Combeima (o Baltasar) preparó su venganza con el presidente del Nuevo Reino de Granada, don Juan de Borja. Con una lanza el cacique asesinó a Calarcá, dispersando al pueblo Pijao y facilitando su sometimiento al gobierno español.

Otros relatos del Quindío y el Tolima también relatan que Calarcá concibió una hija llamada Guaicamarintia quien se convirtió en cacica de los pijaos a la muerte de su padre y se casó posteriormente con un cacique quimbaya, quien la llenó de riquezas y aniquiló el carácter belicoso y altivo de los pijaos. Sin embargo, éstos nunca fueron dominados completamente por los españoles. También se cuenta que, al morir Calarcá, su hija ordenó enterrarlo en una sepultura entre las rocas del monte y allí lo dejó con todos sus tesoros.

11 comentarios:

  1. MARAVILLOSA PAGINA SENOR LIZARAZO,GRACIAS PORQUE POR MEDIO DE ESTA HE RECORDADO AQUEL PASADO HERMOSO LLENO DE SUENOS E ILUSIONES.


    CAFEINA@HOTMAIL.COM

    ResponderEliminar
  2. CAFEINA Estimado visitante, comentarios como este me animan a seguir, mil gracias.

    ResponderEliminar
  3. Señor Lizarazo: lo felicitamos por la labor de rescate y difusión de la historia calarqueña que tanto bien nos hace. Aprovecho esta posibilidad de comunicación con sus visitantes para presentarles el CENTRO MUNICIPAL DE MEMORIAS "VILLA DEL CACIQUE" de Calarcá, creado en noviembre de 2009 y actualmente en proceso de conformación. Oportunamente les estaremos dando a conocer nuestro Plan 2010 con ocasión del aniversario de Calarcá y el Bicentenario de las Independencias. Cuenta usted, señor Lizarazo y lectores, con nuestra colaboración y esperamos contar con la de ustedes también.

    ResponderEliminar
  4. pues la verda mi amor platonico es de calarca y ese man me tiene como dicen los mexicos jajajaja arrastrando la cobija jajaja

    ResponderEliminar
  5. como calarca no hay dos soy un criollo de pura sepa de racamandraca que viva calarca

    ResponderEliminar
  6. Interesante historia sorbe el Cacique Calarca, deberian difundirla mas entre la gente joven.

    Mi pregunta es: Si Combeima traiciono a los indigenous, se alio con los espanoles, mato a Calarca y hasta se cambia de hombre a "Baltasar" Porque en el Tolima hay tanto homenaje para el. Un canon con su hombre, una region y hasta una emisora lleva su nombre.

    ResponderEliminar
  7. Interesante pregunta.........

    ResponderEliminar
  8. como calarca no hay dos era un valiente eso es lo que necesitamos ahora gente valiente

    ResponderEliminar
  9. Hay otra tesis sobre la muerte del cacique Calarcá, y es que fue dado de baja por el capitán Diego de Ospina y Medinilla en el Fuerte Maito instalado en el territorio Pijao mediante una herida en el pecho por arma de fuego, les escribe un miembro de la comunidad Indigena pijao de Natagaima Tolima. Grande Calarca, ese es el nombre de nuestra guardia, un abrazo a los lectores.

    ResponderEliminar
  10. si talvez es un bn hombre

    ResponderEliminar
  11. Los invito a que se unan al grupo de facebook FOTOS ANTIGUAS DE CALARCA.

    ResponderEliminar

ir arriba